Mapa Castilla-La Mancha Mapa Albacete Mapa Ciudad Real Mapa Cuenca Mapa Guadalajara Mapa Toledo

Webmaster: C. Torres

 
 

Furgón de correo

ARTÍCULOS Y REPORTAJES

EL FERROCARRIL DE
CASTILLEJO A TOLEDO
A. Tomás del Pozuelo, J. C. López Peco y C. Torres (31/05/2006
Fotografía: A.A.F. Toledo 

 
La Estación de Toledo
 

El proyecto de la primitiva estación de Toledo aparece firmado por Eusebio Page el 7 de mayo de 1857 con un edificio de viajeros, muelles para mercancías y cocheras para máquinas y carruajes, concibiéndose como estación de paso con el edificio de viajeros a un lado de las vías. La estación fue clasificada de primer orden a pesar de prestar solo servicio al ramal Castillejo-Toledo ya que la pretensión de sus promotores era prolongar la línea hasta Talavera, Cáceres y Portugal.

Primitiva estación y detalle de las obras de la nueva estación. (F.F.E. - Archivo fotográfico A.A.F.T.)
Primitiva estación y detalle de las obras
de la nueva estación.
(F.F.E. - Archivo fotográfico A.A.F.T.)

El edificio de viajeros, levantado en ladrillo, constaba de un cuerpo central de dos pisos con dos pabellones laterales de planta única, de corte sencillo y clásico, contando como únicos elementos decorativos los contornos de puertas y ventanas, ejecutados en tono claro. El andén principal estaba protegido por una austera marquesina de estructura metálica.

En 1867 se derriba una de las dos naves de cocheras y un año después se suprimen algunas vías, lo que dejaba claro las nulas intenciones de la Compañía por ampliar el ferrocarril.

Es en 1912 cuando MZA inicia el proyecto de reforma de la estación, ante la presión de los toledanos por disponer de una estación en consonancia con la monumentalidad de la ciudad, después de que el Rey Alfonso XIII, en una de sus visitas a la Ciudad Imperial, hiciese algunas observaciones a las autoridades locales sobre lo poco adecuada que resultaba la estación para la ciudad.

Vista panorámica de la estación de Toledo hacia 1960. (Archivo fotográfico A.A.F.T.)
Vista panorámica de la estación de Toledo hacia 1960. (Archivo fotográfico A.A.F.T.)

El proyecto sobre la nueva estación es encargado al arquitecto de la Compañía, Narciso Clavería y de Palacios perteneciente a la Escuela de Madrid, que eligió un estilo neo-mudéjar muy acorde con la ciudad.

La construcción se inicia en 1914 estando al frente de la dirección el ingeniero Ramón Peironcely, empleándose con profusión el ladrillo, la piedra y el hierro combinados en grandes y elegantes elementos decorativos. Las obras, que tuvieron un coste superior al millón de pesetas, fueron inauguradas el 24 de abril de 1919.

El edificio de viajeros está compuesto de un pabellón central de una sola planta y dos cuerpos laterales adosados de dos plantas cada una, presentando en uno de los extremos una torre del reloj con una esfera en cada lado.

La estación de Toledo en la actualidad. (Archivo fotográfico A.A.F.T.)
La estación de Toledo en la actualidad.
(Archivo fotográfico A.A.F.T.)

Del vestíbulo destacan el despacho de billetes realizado en madera tallada, forja y alicatado, las vidrieras, el artesonado del techo, los alicatados y las ocho lámparas realizadas de hierro forjado por el artista toledano Julio Pascual Martínez. En el Salón de Honor hoy reconvertido en capilla, los cubre-radiadores, los grandes espejos tallados por Cristino Saravilla y el revestimiento en seda bordada de las paredes. En la sala de espera, los alicatados que como todos los de la estación fueron realizados por el ceramista toledano Ángel Pedraza. Todo el pavimento del edificio es de cerámica cromática.

Este mismo estilo del edifico principal se extiende a los edificios de retretes, transformador y muelle de pescadería que junto con los jardines y la verja exterior están protegidos por la Ley 16/1985, de Patrimonio Histórico Español y por la Ley 4/1990, de Patrimonio Histórico de Castilla-La Mancha.

Folleto conmemorativo del 75 Aniversario de la Estación de Toledo (24 de abril de 1994).
Folleto con los actos del 75 aniversario de la estación, organizados por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Toledo.

Durante la guerra civil la estación sufrió un impacto de un obús en la parte superior de la torre, que fue reparado a finales de los años ochenta cuando se acometieron obras de modernización en las que se sustituyeron las farolas originales de los andenes por otras de tipo fernandino.

Unos años antes, tiene lugar el retranqueo parcial de la verja y el desvío del culatón final para permitir la duplicación de la calzada del Paseo de la Rosa y dar servicio al nuevo puente de Safont.

La tercera modificación de importancia tiene lugar con motivo de las obras de construcción de la nueva línea de alta velocidad, en las que, a la vez que se adaptan los andenes al nuevo ancho de vía, se procede a un nuevo retranqueo de la verja, al desmantelamiento de toda la playa de vías y a la demolición de las instalaciones de los muelles para la construcción de un aparcamiento. Estas actuaciones se complementaron con el saneamiento general del edificio y marquesina.

Con motivo de su 75 años, la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Toledo en colaboración con Caja Castilla-La Mancha, RENFE, Museo Nacional Ferroviario, Fundación de los Ferrocarriles Españoles, Ferretería "La Rosa" y el Exmo. Ayuntamiento de Toledo, organizó una serie de actos que se desarrollaron los días 23 y 24 de abril de 1994 en los que se descubrió una placa conmemorativa junto a la entrada del vestíbulo, hoy en día desalojada.

 

 
Artículos y Reportajes   Subir
© Federación Castellano Manchega de Amigos del Ferrocarril
Web optimizada para una resolución de 1024 x 768 píxeles
Información sobre la Web - Aviso Legal